.@MuniLima ::: #Juan_GÜNTHER : de #haciendas a #pueblos y #distritos, #MEMORIAS de #LIMA… #Fernando_Flores_Zúñiga.

HISTORIA DE LA MURALLA

La muralla de la Ciudad de los Reyes del Perú se empezó a construir en junio de 1684, como lo tiene datado Mugaburu, durante el gobierno del virrey duque de la Palata. Se comenzó su construcción colocando la primera piedra correspondiente “por el lado de Monserrate”. Las obras fueron realizadas por presidiarios y esclavos prestados por los terratenientes y propietarios de las tierras circundantes a la capital.

Su costo habría ascendido a 300 mil pesos: una inversión fabulosa para la época y no era para menos, pues se trataba de proteger a la ciudad más importante de las Indias Occidentales, inclusive por encima de la de México.

El plano número 1 de la colección de Planos de Lima, editados por el arquitecto Juan Günther en 1983, deja ver una Lima desnuda, solo rodeada de bosques frutales y huertas de medianas dimensiones, apenas surcada por callejones y viaductos que se desprendían de su zona “cuadrada”, el conocido “damero de Pizarro” que volvía la espalda a los barrancos del río y que se veía como asustada al encarar los cerros de San Bartolomé, potencial balcón donde los indios del alto Ande bien podrían asomarse para acabar de una buena vez con la capital de los invasores hispanos y sus descendientes.

Ya se dijo que, al tiempo de la amenaza planteada por la presencia de piratas neerlandeses en las costas del Perú —y especialmente en las de Lima—, se pensó en levantar un sis- tema defensivo de baluartes o fortalezas que sirvieran de ba- rrera para una posible invasión terrestre de dichos piratas.

Hacia 1680, el sabio limeño Pedro de Peralta Barnuevo Rocha y Benavides (1663-1743), puso sobre el escritorio virreinal un proyecto de fortaleza o capitolio militar que se habría levantado en las proximidades de la actual Plaza Francia y la avenida Garcilaso de la Vega: un formidable edificio hexagonal o de seis lados, reforzado por cuatro baluartes que habrían contenido buena dotación de artilleros y piezas de cañón, además de defensas inexpugnables que habrían detenido sin miramientos cualquier arremetida de los enemigos. Este proyecto, según Lohmann Villena, le pareció demasiado caro y hasta fantástico a quienes por ese entonces tenían poder de decisión en la ciudad y el virreinato.

Finalmente, triunfaría el proyecto de rodear a la ciudad con un cinturón de piedra y adobe: las murallas con sus 34 baluartes, portadas y puertas que fueron abriéndose en el transcurso del tiempo hasta alcanzar el conocido número de diez.

Ninguna invasión terrestre tuvo lugar en los 280 años en que la muralla abrazó a la vieja Ciudad de los Reyes; Ciudad de los Libres al momento de la Independencia (en 1821) y en nuestro tiempo, Lima a secas.

Hubo de esperar a que la república se calmase y se consolidaran sus instituciones (al menos en las formas) y que emergiera el guano como fuente de fabulosas riquezas para el estado peruano, para que gente de afuera, con visión fu- turista, siquiera comenzara a insinuar la posibilidad de que las murallas fuesen derribadas y se liberase a Lima de aquel apretado y obsoleto cinturón, tras casi tres siglos de enclaustramiento.

Fue el empresario norteamericano Henry Meiggs (1811- 1877) quien tuvo “ojos de ver” que, una vez derribadas las murallas, Lima se expandiría como nunca antes se había pensa- do. Entonces, a partir de 1869 y durante los siguientes cuatro años, se emprendió la demolición de aquella, supuestamente, tutelar estructura de la vieja capital del Rímac, empezando por su lado oeste, donde se trazaría el primer tramo de la llamada “Avenida de Circunvalación”, hoy avenida Alfonso Ugarte.

Esta avenida arborizada de álamos que le serviría de rodeo al casco urbano tradicional de la ciudad, incluía también el sector oriental de la muralla, lo que llegaría a ser la Alameda Grau; luego, avenida Grau y hoy la vía expresa Grau.

En el caso de la alameda occidental, el señor Meiggs hubo de adquirir buenos potreros o sectores cultivados de la Chacra Colorada y de las tierras de Juan Simón, comprándolos de sus dueños, las hermanas Herrera Sarria, entre 1873 y 1875, según está referido en nuestra obra sobre las haciendas del valle del Rímac.

Al pasar los años inmediatos, la vieja muralla limeña fue cayendo tramo a tramo. Para mediados de 1874, el sector que quedaba camino al Callao, ya convertido en sólida vía férrea, desapareció en beneficio de un hermoso ovalo rematado por el monumento al combate del Dos de Mayo de 1866: la actual plaza Dos de Mayo, que desde la década de 1920 se ve rodeada de un bellísimo conjunto arquitectónico bastante venido a menos durante las últimas cuatro décadas.

Lo mismo ocurrió con los sectores orientales de la muralla al concretarse, entre 1874 y 1875, el trazado de la mencionada Alameda Grau, dejando en pie tan solo las portadas de Cocharcas y Barbones, si bien no por mucho tiempo. Ya las portadas de Guadalupe o Matamandinga y de Santa Catalina habían sido sacrificadas a la obligada modernización de Lima. Tan solo la portada de Maravillas quedó en pie hasta iniciado el siglo XX, que fue cuando se la derribó.

Fuente Municipalidad de Lima
LIMA
Símbolos de la Ciudad de los Reyes
FERNANDO FLORES-ZÚÑIGA

El curaca #Taulichusco, administrador de las aguas del valle de #Limaj. Taulichusco entendía el mundo como una armonización entre las necesidades de la gente y el respeto que se debe guardar por la ecología, por el medio ambiente que nos alimenta y que es nuestro hogar. »
« #Pizarro encarnaba la voluntad del hombre occidental de imponerse a su entorno y colocarse bajo la protección de un dios universal, único e invisible que dirige el destino de los hombres, y que se había concretado en el poder de la corona imperial … »

#Juan_Günther_Doering Arquitecto peruano que dedicó gran parte de su vida al estudio histórico de la ciudad de #Lima. Su biblioteca es uno de los archivos más importantes de material planimétrico y bibliográfico sobre la ciudad.

Planos – Crecimiento Urbano de la Ciudad de Lima
(1613 – 1983)
Fuente: Archivo Fotográfico de Juan Gunther Doering, sin duda alguno de los últimos peruanos al que se puede llamar un hombre del Renacimieto. Durante 56 años se dedicó a la recopilación y el estudio de fuentes bibliográficas relacionadas con el pasado histórico y arquitectónico de Lima.

Texto original de « Memorias de Lima:
De haciendas a pueblos y distritos ».
Autor: Juan Gunther Doering.

Hans GÜNTHER DOERING
1927-2012


El arquitecto Juan Gunther Doering nació en Trujillo el 24 de mayo de 1927. Realizó sus estudios escolares en el Colegio Nacional de San Juan de esa ciudad. De 1946 a 1951 llevó a cabo estudios de Arquitectura y Urbanismo en la Facultad de Arquitectura y Artes de la Universidad Nacional de Ingeniería. Entre 1952 y 1955 realizó estudios de posgrado, becado por el gobierno francés, de Urbanismo y Geografía Urbana, en el Instituto de Urbanismo de París y en la Escuela de Altos Estudios de la Sorbona. Entre 1956 y 1978 fue catedrático principal de la Universidad Nacional de Ingeniería como jefe del último Taller de Diseño Arquitectónico y como profesor de los cursos de Análisis Arquitectónico y de Desarrollo Urbano de las ciudades peruanas, en especial de la de Lima.

Entre 1957 y 1988 desarrolló diversos proyectos de urbanismo y contabilizó más de 28,000 viviendas económicas en conjuntos residenciales de las principales ciudades peruanas. También diseñó cerca de 16,000 viviendas económicas en Chile, Argentina, Brasil, Puerto Rico, Panamá, Costa Rica, Honduras y Venezuela. Es ganador de múltiples concursos arquitectónicos–aeropuerto de Arequipa, el actual Ministerio de la Mujer, pabellón peruano en la EXPO de Sevilla– y distinciones honoríficas, destacando el « Premio Chavín », máximo galardón otorgado por el gobierno peruano a un profesional de la arquitectura. Fue honrado con la “Medalla Cívica” de la ciudad de Lima en tres oportunidades y seleccionado como uno de los cuarenta mejores ingenieros nacionales del siglo XX, por la Sociedad de Ingenieros del Perú en 1999. En 1969 fue nombrado Jefe Ad Honorem del Gabinete de Arquitectura y Urbanismo del Museo de Arqueología y Etnología de la Universidad Mayor de San Marcos. Desde el año 2002 formó parte del directorio del Museo de Arte de Lima. Es profesor emérito de la Universidad Nacional de Ingeniería y de la Universidad Nacional Federico Villareal. Asimismo, varias instituciones públicas nacionales e internacionales lo han condecorado por su defensa del patrimonio cultural de Lima.

Es cofundador del Patronato de Lima, en el que, como Director de Proyectos, coordinó la presentación de buena parte del Centro Histórico de Lima ante la UNESCO para ser inscrita en la lista del Patrimonio Cultural de la Humanidad. Organizó su Centro de Investigaciones y Estudios que realizaba Seminarios y apoyaba una Maestría de Restauración de monumentos arquitectónicos, el programa de concientización de escolares « Jornadas de Lima » –el cual llegó a cerca de 100,000 estudiantes anualmente–, así como los proyectos de destugurización y de reubicación de ambulantes del Centro Histórico de Lima, el cual fue utilizado por la Municipalidad capitalina durante el gobierno del Alcalde Metropolitano Dr. Alberto Andrade Carmona.

Fue autor de Los Planos de Lima (1983), para la Municipalidad de Lima Metropolitana; Los espacios del Hombre (1990), para la Corporación Andina de Fomento; Lima publicado con el historiador Guillermo Lohmann Villena para la empresa Mapfre de España, con motivo del 5º centenario del descubrimiento de América (1992); con otros autores 500 Años Después, el Nuevo Rostro del Perú (1993), para la Comisión Peruana del Quinto Centenario del Descubrimiento de América; Lima, arquitectura y escultura religiosa virreinal (1996); la parte virreinal de la Casa Peruana (2000) publicada por el Banco Continental; la parte arquitectónica de La Casa Aliaga, la historia de Lima en Los Andes / Patrimonio Vivo, publicado por la UNESCO; cuatro CD sobre arte e historia nacionales denominados “Patrimonio Cultural del Perú I, II, III y IV” para el Fondo Documentario de la Cultura Peruana de la Universidad Nacional Federico Villareal; así como de un gran numero de articulos en diversas publicaciones peruanas y extranjeras sobre la problemática urbana de Lima. Se desempeñó como Director de su Instituto de Investigaciones de la Vivienda, Urbanismo y Construcción (IVUC-USMP). Fue miembro de número de las academias nacionales de Arquitectura y de Historia (Perú), y de la Real Academia de Historia (España). Recibió, en 2010, las Palmas Magisteriales en el Grado de Amauta y con motivo del 10° aniversario de la Regional Lima del Colegio de Arquitectos del Perú, se le condecoró como Arquitecto Ilustre. Finalmente, y con motivo del 50° aniversario del Colegio de Arquitectos del Perú, se le condecoró como Arquitetecto Honorable.

Fuente
http://www.revistas.uni.edu.pe/index.php/devenir/article/view/234/803

Plano de Lima 1613
Plano de Lima 1756
Plano de Lima 1881
Plano de Lima 1882
lano de Lima 1904
Plano de Lima 1908
Plano de Lima 1919
Plano de Lima 1927
Plano de Lima 1935

MEMORIAS DE LIMA. DE HACIENDAS A PUEBLOS Y DISTRITOS
JUAN GUNTHER DOERING

Votre commentaire

Entrez vos coordonnées ci-dessous ou cliquez sur une icône pour vous connecter:

Logo WordPress.com

Vous commentez à l’aide de votre compte WordPress.com. Déconnexion /  Changer )

Image Twitter

Vous commentez à l’aide de votre compte Twitter. Déconnexion /  Changer )

Photo Facebook

Vous commentez à l’aide de votre compte Facebook. Déconnexion /  Changer )

Connexion à %s