.@IDL_R ::: #Gustavo_Gorriti : La semana más LARGA… #Manifestaciones, #enfrentamientos, #duelo y adiós.

Fue la semana más larga de este siglo para el #Perú.

El lunes 9 se perpetró el ataque usurpador contra la democracia. Descrito con dureza pero precisión por Eloy Jáuregui como “el asalto vandálico a Vizcarra organizado por el fujimorismo chavetero, los rateros del Lava Jato, los Cuellos Blancos del Puerto, los fascistas religiosos, los mafiosos de las universidades, los populistas y la anuencia de la derecha bruta y achorada”. Hubo algunos que se sumaron a la usurpación por razones pequeñas, sin saber qué estaba en juego, pero lo que hubo detrás de todo fue una conspiración manejada por la ultraderecha, aquella que navega entre Torquemada y las offshore, para borrar lo logrado en la etapa más longeva de vigencia democrática en nuestra historia.

Si los gobernantes no se percataron ni de la sorpresiva magnitud real del ataque ni de lo que estaba en juego, la gente lo entendió de inmediato. Antes de que terminara el conteo de los 105 infames votos, la calle ya manifestaba la protesta popular. Vizcarra era destituido de la legítima presidencia y Merino el Breve la usurpaba pero la indignación no paraba de crecer. La ruta que hizo Merino, del Congreso a Palacio protegido por cordones de fuerzas antidisturbios asediados por manifestantes enfurecidos, fue un calco de la de Alberto Fujimori el año 2000, en el país convulsionado por las marchas de los Cuatro Suyos.

Ahora, veinte años después, sin otra dirigencia que la convicción de que la democracia se encontraba en peligro de muerte; y sin otro motor que su arrojo y su desprendimiento, decenas de miles de personas, que luego se hicieron cientos de miles que salieron cada día a las calles, a marchar con ardor sin fatiga contra los usurpadores.

Las marchas prendieron en casi todas las ciudades y también en los pueblos del país entero. Marchas de indignación pero también de alegría en la intensidad de su acción, de una nación unida en los espacios públicos para defender los valores fundacionales de nuestra república.

La ultraderecha, que controlaba al patético Merino, intentó extremar la represión. Encontraron en Gastón Rodríguez a un individuo dispuesto a ordenarla desde el ministerio del Interior. Se impartieron órdenes a la Policía para llevar la violencia represiva a la brutalidad. Muchos policías evitaron hacerlo, pero algunos aceptaron y perpetraron –con seria alevosía en ciertos casos– las acciones que desembocaron en muertes, heridas graves y secuestros.

La decisión del pueblo, en lugar de arrugarse, se intensificó. La movilización se convirtió en una causa nacional en casi todas las ciudades, a lo ancho de sus distritos. En las calles, desde las casas, en multitud de lugares a la vez, la protesta masiva coreó, cantó y rugió su voz con una intensidad sin precedentes en este siglo. En pocos días, su número y extensión superó incluso a las marchas de los Cuatro Suyos; con la diferencia de que aquí no hubo ningún liderazgo central sino solo la épica movilización por el inmenso sentimiento de lucha por la libertad.

La bandera peruana es cargada para realizar un recorrido por las calles de Lima. 12 de noviembre de 2020. (Foto: Omar Lucas / IDL-Reporteros)

En ese momento, la ultraderecha trató de ordenar la intervención de las Fuerzas Armadas, imponer un toque de queda de 24 horas con redadas masivas y detenciones en los domicilios de quienes juzgaban líderes o instigadores. Las Fuerzas Armadas, en uno de los momentos estelares de su historia, se negaron a atacar a su pueblo y ratificaron su “misión esencial de defender la vida de los peruanos junto con la integridad de la patria”.

Entonces, los gruñidos y amenazas de los usurpadores se convirtieron en miedo y este en pánico, preludio de un sálvense quien pueda de ‘ministros’ que trataban de no ser los últimos en renunciar, mientras la Mesa Directiva del Congreso se derretía a la vez.

Todo eso: el asalto al poder, las protestas, las marchas, la sangre, las muertes, la victoria, acaecieron en solo una semana. La más intensa, resonante, decisiva e inolvidable de este siglo, en el año trágico de la peste y en la puerta del bicentenario.

Cuando la marcha de los Cuatro Suyos, Inti Sotelo tenía cuatro años y Bryan Pintado apenas dos. Tan niños entonces, tan jóvenes ahora, representaron plenamente en sus cortas y valientes vidas aquel espíritu de las jornadas del año dos mil, que floreció renovado y fortalecido en la semana histórica de noviembre.

Todas las edades participaron en esas movilizaciones, pero predominaron los más jóvenes. Casi adolescentes algunos, coordinando y actuando con inédita velocidad, flexibilidad y versatilidad. Esa rapidez táctica, además de su propio coraje entusiasta, confundió y disipó buena parte del impacto de la fuerza bruta represiva.

En la larga y noble semana los jóvenes hicieron historia. Pasarán los años y gran parte de ellos llegará a la vejez y habrá de recordar y examinar la ruta de su propia vida. Como sucede siempre, habrá arrepentimientos sobre lo que se hizo o se dejó de hacer; y habrá tristeza por lo que pudo ser y no fue. Pero nunca, nunca, ninguno de los que participó en las jornadas de noviembre de 2020 dejará de recordar con orgullo lo que hizo esos días por su Patria. Y cuando sus hijas o sus nietos les pregunten por lo mejor que vivieron, el recuerdo, no importa cuán lejano, de la magnífica semana les iluminará, vigoroso, la mirada.

Gracias a ellos entraremos al tercer siglo de nuestra Patria como una república libre y democrática. Y si fuera cierto que a veces el destino abre ventanas efímeras en el tiempo, que acerca pasados y futuros y les permite hablar fugazmente, habrá en el Bicentenario una generación de jóvenes que podrá mirar al Libertador y decirle con orgullo: “¡General, mi general: usted nos legó la libertad y nosotros supimos defenderla!”.

Publicado el jueves 19 de noviembre, 2020 a las 14:31 | RSS 2.0.
Última actualización el jueves 19 de noviembre, 2020 a las 14:58

La semana más larga
Por Gustavo Gorriti
Fotos de Omar Lucas
https://www.idl-reporteros.pe/lasemanamaslarga/

Manifestaciones

Portada

Manifestantes recorren la avenida Garcilaso de la Vega en el Centro de Lima. 14 de noviembre de 2020.

Protestas

Manifestantes con la bandera peruana en la Plaza San Martín en Lima. 14 de noviembre de 2020.

home_betheme_portfolio_post_42

Plaza San Martín, 14 de noviembre de 2020.
Ciudadanos entonan el himno nacional. Plaza San Martín, 10 de noviembre de 2020.

Protestas

Un afiche con el párrafo del artículo 46 de la Constitución peruana sobre el rostro de Manuel Merino. 12 de noviembre de 2020.

home_betheme_portfolio_post_42

La Plaza San Martín abarrotada de manifestantes que piden la renuncia de Manuel Merino. 12 de noviembre de 2020.

home_betheme_portfolio_post_40

Dos jóvenes con la bandera peruana en la Plaza San Martín. 12 de noviembre de 2020.

Protestas

Manifestante cubre su rostro con la mascarilla de Anonymous. Plaza San Martín, 14 de noviembre de 2020.

home_betheme_portfolio_post_42

Mujeres manifestantes flamean las banderas del Tahuantinsuyo en la Plaza San Martín. 14 de noviembre de 2020.

home_betheme_portfolio_post_40

La bandera peruana recorre las calles de Lima. 12 de noviembre de 2020.

Protestas

Manifestantes recorren la avenida Nicolás de Piérola, en el Centro de Lima. 12 de noviembre 2020.

home_betheme_portfolio_post_42

Manifestantes protestan en el Plaza San Martín. 10 de noviembre de 2020.

home_betheme_portfolio_post_40

Ciudadanos protestan contra el régimen de Manuel Merino en la Plaza Bolognesi. 11 de noviembre de 2020.

Enfrentamientos

Un manifestante se protege de los perdigones y de las bombas lacrimógenas en el jirón Lampa, en el Centro de Lima. 14 de noviembre de 2020.

Enfrentamientos

Contingente policial acompaña a los manifestantes que recorren el frontis del Palacio de Justicia. Lima. 11 de noviembre de 2020.

Enfrentamientos

Manifestantes cargan la bandera peruana frente a un contingente policial en el cruce de la avenida Abancay con la avenida Nicolás de Piérola, en el Centro de Lima. 14 de noviembre de 2020.

Enfrentamientos

Manifestante portando una bandera se acerca al contingente policial después de ser atacado, junto a otros manifestantes, con gases lacrimógenos en el jirón Azángaro, Lima. 14 de noviembre de 2020.

Enfrentamientos

Manifestantes se protegen con escudos improvisados de madera y calamina de los ataques de la Policía en la avenida Abancay y Nicolás de Piérola. 14 de noviembre de 2020.

Enfrentamientos

Escudo grupal de la Policía para protegerse de los objetos lanzados por los manifestantes en el cruce de la avenida Abancay con la avenida Nicolás de Piérola, Lima. 14 de noviembre de 2020.

Enfrentamientos

Manifestante cubre su cabeza con una olla para protegerse de los ataques de los policías en la avenida Nicolás de Piérola. 14 de noviembre de 2020.

Enfrentamientos

Policías disparan contra los manifestantes en la avenida Nicolás de Piérola, Lima. 14 de noviembre de 2020.

Enfrentamientos

Manifestantes se protegen y devuelven las bombas lacrimógenas lanzadas por los policías en el jirón Azángaro. 14 de noviembre de 2020.

Enfrentamientos

Manifestantes se protegen con escudos improvisados de madera y calamina de los ataques de la policía mientras uno lanza un artefacto pirotécnico en el jirón Azángaro. 14 de noviembre de 2020.

Enfrentamientos

Mientras un policía dispara correctamente, en parábola, la granada de gas lacrimógeno, el otro apunta directamente a los manifestantes para imparctarlos con la granada. Avenida Nicolás de Piérola, Lima. 14 de noviembre de 2020.

Enfrentamientos

Manifestantes intentan ingresar por el jirón Azángaro para llegar al Congreso de la República. 14 de noviembre de 2020.

Enfrentamientos

Un helicóptero de la Policía sobrevuela la manifestación en el Centro de Lima. 10 de noviembre de 2020.

Enfrentamientos

Un policía lanza una bomba lacrimógena contra los manifestantes quienes responden lanzando piedras, en el frontis del Palacio de Justicia. 12 de noviembre de 2020.

Enfrentamientos

Dos manifestantes devuelven la bomba lacrimógena que fue lanzada por la Policía en la avenida Garcilaso de la Vega. 12 de noviembre de 2020.

Enfrentamientos

Un manifestante lanza una piedra a la policía en el jirón Azángaro. 14 de noviembre 2020.

Enfrentamientos

Jirón Apurímac, Centro de Lima. 14 de noviembre de 2020.

Enfrentamientos

El periodista Alonso Balbuena, de OjoPúblico, herido por disparo policial en el cruce de las avenidas Colón y Garcilaso de la Vega. Lima. 12 de noviembre de 2020.

Enfrentamientos

Manifestantes en improvisada desactivación de una bomba lacrimógena. Avenida Nicolás de Piérola. 14 de noviembre de 2020.

Enfrentamientos

Centro de Lima. 12 de noviembre de 2020.

Enfrentamientos

Avenida Nicolás de Piérola, Lima. 14 de noviembre de 2020.

Enfrentamientos

Jirón Lampa, Centro de Lima. 12 de noviembre de 2020.

Enfrentamientos

Avenida Abancay. 14 de noviembre de 2020.

Enfrentamientos

Avenida Wilson. 12 de noviembre de 2020.

Duelo y adiós

Inti Sotelo Camargo perdió la vida la noche del sábado 14 de noviembre.

Duelo y Adiós

Memorial en homenaje a Inti Sotelo (24) y Bryan Pintado (22). 15 de noviembre de 2020.

Duelo y Adiós

Altar en la esquina de Abancay y Nicolás de Piérola en homenaje a Inti y Bryan. Lima. 15 de noviembre de 2020.

Duelo y Adiós

Frontis del hospital Almenara, Lima, 15 de noviembre de 2020.

Duelo y Adiós

Dibujo del rostro de Bryan Pintado (22) Lima. 15 de noviembre de 2020.

Duelo y Adiós

Cientos de ciudadanos en la esquina de Abancay y Nicolás de Piérola, en homenaje a Inti Sotelo (24) y Bryan Pintado (22). Lima. 15 de noviembre de 2020.

Duelo y Adiós

Lima. 15 de noviembre de 2020.

Duelo y Adiós

Plaza San Martín, Lima. 15 de noviembre de 2020.

Duelo y Adiós

Congreso de la República. Lima. 15 de noviembre de 2020.

Duelo y Adiós

Una joven mira con tristeza las flores que fueron dejadas por los ciudadanos en honor a los dos fallecidos en el cruce de Abancay con Nicolás de Piérola, Lima. 15 de noviembre de 2020.

Duelo y Adiós

Homenaje a Inti Sotelo (24) y Bryan Pintado (22). Lima. 15 de noviembre de 2020.

Duelo y Adiós

Plaza San Martín. Lima.15 de noviembre de 2020.

Duelo y Adiós

Entierro de Bryan Pintado (22) en el cementerio Campo Fe de Puente Piedra. Lima. 16 de noviembre de 2020.

Duelo y Adiós

Un ciudadano sostiene la foto de Bryan Pintado, junto a una rosa y la bandera peruana, en su entierro en el cementerio Campo Fe de Puente Piedra, Lima. 16 de noviembre de 2020.

Duelo y Adiós

La carrosa fúnebre, que traslada el ataúd con el cuerpo de Bryan Pintado (22), ingresa al cementerio Campo Fe de Puente Piedra donde será enterrado. Lima. 16 de noviembre de 2020.

Duelo y Adiós

Familiares y amigos de Bryan Pintado Sánchez (22), quien fue asesinado en la protesta del 14 de noviembre, le dieron el último adiós. Lima. 16 de noviembre de 2020.

Duelo y Adiós

Amigos de Bryan Pintado (22) cargan su ataúd hacia la fosa donde será enterrado. Lima. 16 de noviembre de 2020.

Duelo y Adiós

Los padres de Bryan Pintado se despiden de su hijo. Puente Piedra, Lima. 16 de noviembre de 2020

Duelo y Adiós

Homenaje a Inti Sotelo y Bryan Pintado. Lima. 15 de noviembre.

Manifestaciones Enfrentamientos Duelo y adiós

La semana más larga
Por Gustavo Gorriti
Fotos de Omar Lucas
https://www.idl-reporteros.pe/lasemanamaslarga/

Votre commentaire

Entrez vos coordonnées ci-dessous ou cliquez sur une icône pour vous connecter:

Logo WordPress.com

Vous commentez à l’aide de votre compte WordPress.com. Déconnexion /  Changer )

Image Twitter

Vous commentez à l’aide de votre compte Twitter. Déconnexion /  Changer )

Photo Facebook

Vous commentez à l’aide de votre compte Facebook. Déconnexion /  Changer )

Connexion à %s