.@washingtonpost via @soniagoldenberg ::: Gracias al #COVID y la #CORRUPCIÓN, los votantes de #Perú enfrentan una situación SIN SALIDA.

A juzgar por su progreso económico y social en los 20 años previos a la pandemia, Perú debería haber podido aprovechar un pozo profundo de confianza pública cuando estalló la crisis de Covid. La economía del país creció todos los años entre 1999 y 2019, y los frutos se compartieron ampliamente, con el coeficiente de Gini de Perú, una medida de la desigualdad de ingresos, mejorando de 55,1 a 41,5, uno de los mejores de América Latina, según el Banco Mundial. La tasa de pobreza se redujo en dos tercios en los últimos 15 años, y la pobreza extrema en cinco sextos, hasta el punto de que sólo alrededor de 625.000 de los 32,5 millones de peruanos subsisten ahora con menos de 1,90 dólares al día, frente a los 3,75 millones de 2004.


Y, sin embargo, 2021 comienza con una nota de peligrosa desintegración política en Lima, donde la primera ronda de la votación presidencial ha reducido las opciones del país a dos candidatos extremistas: a la izquierda, el líder sindical de maestros Pedro Castillo, un defensor de la nacionalización de las industrias y la reescritura de la política. la constitución según líneas socialistas, terminó en primer lugar con el 18,5 por ciento de los votos;

a la derecha, Keiko Fujimori, hija del ex dictador Alberto Fujimori, terminó en segundo lugar con el 13 por ciento de los votos. La plataforma del partido de Castillo alaba el enfoque de la libertad de prensa de Lenin y Fidel Castro; por su parte, la Sra. Fujimori promete una “demodura” que suena represiva, un neologismo que combina las palabras en español para “democracia” y “mano firme”.

Candidata de la mano dura promete no apoderarse del Poder Judicial en su « próximo gobierno » https://www.huachos.com/detalle/candidata-de-la-mano-dura-promete-no-apoderarse-del-poder-judicial-en-su-proximo-gobierno-noticia-12598


Covid es la causa a corto plazo de la pérdida de legitimidad de la clase política peruana. A pesar de todos sus avances en las últimas dos décadas, Perú carece de infraestructura administrativa y de salud pública de alta calidad, como resultado directo de lo cual el país ha registrado una de las tasas de muerte por covid más altas del mundo. La producción económica cayó un 11,1 por ciento el año pasado, y 2 millones de personas volvieron a caer en la pobreza. Sin embargo, la causa estructural del descontento público es la corrupción oficial persistente, junto con las disputas entre facciones y los juegos de poder en Lima, a menudo instigados por la Sra. Fujimori. Cuatro ex presidentes vivos han sido procesados. (El Sr. Fujimori está cumpliendo 25 años por crímenes de derechos humanos y otros abusos). Otro se suicidó en lugar de someterse a un arresto inminente. El actual proceso electoral, que concluye el 6 de junio, dará al Perú su quinto presidente en cinco años. Y aunque ambos candidatos critican la corrupción, se han presentado acusaciones creíbles de irregularidades contra la Sra. Fujimori, quien está en libertad bajo fianza pero enfrenta cargos de lavado de dinero, y contra el líder del partido de Castillo, el médico de formación cubana Vladimir Cerrón.

El destino de Perú está ahora en manos del 69 por ciento de su electorado que votó por una de las 16 personas que se postularon contra el Sr. Castillo y la Sra. Fujimori. Es posible que se sientan cómodos con el hecho de que ninguno de ellos obtuvo la mayoría en el Congreso; por lo tanto, ese organismo podría apoyar cualquiera de los dos. Al igual que los votantes de Perú, Estados Unidos tiene pocas opciones buenas, aunque debe hacer todo lo posible para suministrar vacunas y otra asistencia que pueda acelerar la recuperación de Perú de la devastación que ha causado el covid. Incluso si su próximo presidente es demagógico e ideológicamente extremo, la mayoría de los peruanos no lo son, y la administración Biden debe recordarlos mientras el país navega por este difícil pasaje.

Thanks to covid and corruption, Peru’s voters face a no-win situation https://www.washingtonpost.com/opinions/global-opinions/thanks-to-covid-and-corruption-perus-voters-face-a-no-win-situation/2021/04/16/3062c87c-9ed3-11eb-8005-bffc3a39f6d3_story.html

Opinion by the Editorial BoardApril 18, 2021

3 commentaires sur “.@washingtonpost via @soniagoldenberg ::: Gracias al #COVID y la #CORRUPCIÓN, los votantes de #Perú enfrentan una situación SIN SALIDA.

Ajouter un commentaire

  1. Amèrica del Sur, Perù, LIMA : JOSÈ ROGER LEIVA PINEDO.
    ELECCIONES PRESIDENCIALES, UN TEMA DIFICIL RESOLVER. SOBRE TODO POR QUE SOY ECONOMISTA Y LA POLÌTICA ES UN TEMA AHÙN POR APRENDER.

    J’aime

Votre commentaire

Entrez vos coordonnées ci-dessous ou cliquez sur une icône pour vous connecter:

Logo WordPress.com

Vous commentez à l’aide de votre compte WordPress.com. Déconnexion /  Changer )

Image Twitter

Vous commentez à l’aide de votre compte Twitter. Déconnexion /  Changer )

Photo Facebook

Vous commentez à l’aide de votre compte Facebook. Déconnexion /  Changer )

Connexion à %s