#Rod_Nun_Car ::: #Crónica de una #DERROTA_ANGUSTIADA…

Me imagino la cara demudada de Keiko tratando de dormir. Mark, apaga la luz. Pero si está apagada. El futuro es negro y sombrío, Se trata del golpe electoral más desastroso que ha sufrido el fujimorismo en sus 31 años de vida.

En el año dos mil torcieron la voluntad popular interrumpiendo las computadoras de la ONPE a las seis de la tarde. Fue una derrota trampeada que se convirtió en victoria pírrica porque apenas cinco meses después Fujimori tuvo que huir a Brunei y renunciar por fax.

En el 2011, once años después, la pérdida de las elecciones fue atemperada por la juventud y la inexperiencia de la novel candidata. Nosotros matamos menos, en boca del deslenguado Jorge Trelles, inteligencia en acción, la llevó al hoyo. Perdió por 6 puntos de diferencia y esa misma noche tuvo que admitir que reconocía la victoria de su oponente.

En el 2016 creyó que su turno había llegado pues tenía la cancha limpia, o era lo que creía. Se libró de algunas ataduras familiares, limpió su imagen con una conferencia en EEUU, convocó a incondicionales (Bartras, Becerriles y Betetas) y derrochó a manos libres los ingentes dineros negros que recibió en abundancia por parte de Odebrecht, Dionisios, y la enorme red de pitufeos y platas del narcotráfico. Pero para entonces el poder mediático y económico estaba dividido. PPK brindaba más confianza, no por su hoja de vida sino porque era un funcionario del capital trasnacional. La presencia de un narcotraficante como Joaquín Ramirez en su lista congresal, y como financista del partido naranja llevaron al descalabro a Keiko.

Aunque había arrasado en primera vuelta con el 37% de los votos y 73 congresistas, la torta se volteó en la última semana y por pocas décimas ganó Kuczinski. La hija del dictador no pudo resistir tamaño embate.

Durante los cinco años siguientes se dedicó a torpedear el estado de derecho y sus venganzas fueron múltiples. Hizo renunciar a PPK, se enfrentó a su hermano al cual también eliminó de la escena, y llevó la confrontación hasta límites insospechados, al tiempo que sus latrocinios y dineros sucios salieron a la luz pública, tras las investigaciones de la fiscalía. La revancha de Keiko debe haber sido una de las estrategias políticas más lamentables y peor ejecutadas en su frustrada trayectoria hacia Palacio.

Hasta a su propio peón, Vizcarra, lo convirtió en enemigo y pretendió acorralarlo con funestos resultados para ella. Su aprobación se redujo hasta el 7 por ciento a mediados del 2019, después de haber dilapidado todo su caudal electoral. Lo cierto es que llegó a estos comicios del 2021 con pocas aspiraciones, Pero como la suerte siempre se anticipa a la desgracia encontró un nicho electoral tras la drástica división de la derecha, Con un insignificante pero sorpresivo 12 por ciento en primera vuelta se le abrían de nuevo las puertas del poder absoluto.

Tenía al frente a un modesto maestro y rondero y pensó que con una campaña millonaria, el control de los medios y el aporte masivo del empresariado la tenía ganada. Las malas lenguas dicen que se compró todo. Masas, encuestadoras, canales, periodistas, líderes políticos, con la fortuna propia y con la del padre que ansiaba salir de la Diroes con una victoria de su hija. Nada es gratis dentro del fujimorismo, pero sin embargo el antivoto no bajaba. O el triunfo o la cárcel, gritó Mark en un ataque de desesperación conyugal en el interludio entre la primera vuelta y la segunda . Insistió entonces Keiko invirtiendo más billete suyo y de sus adláteres.

Leds, redes, una campaña anticomunista al mejor estilo Goebbels y la ventaja achicó un poco pero no lo suficiente. Había que inventar algo más explosivo, y allí la cabezota sombría de Rospigliosi salió a relucir, ¿Una matanza con mis contactos en el VRAEM para echarle la culpa a Perú Libre? Keiko aceptó consultando con su almohada. Dale, Rospigliosi. Pero fue tan mal ejecutada y dejó tantos cabos sueltos que los efectos del operativo se diluyeron en una estela de duda y de sospecha, pues tenía todos los visos de ser obra de un comando narco-militar

¿Había algo más que comprar? Sí, la Selección Peruana, pero el tráfico de futbolistas y camisetas fue tan ruin y desembozado que se rompió el espíritu de cuerpo de la concentración y la selección perdió. Un duro autogol.

Vinieron después los debates y Keiko no supo sacar ventaja. Presentó a la misma « mismocracia » desgastada y fosilizada y fue entonces que la desesperación comenzó a cundir en las filas fujimoristas por más que las encuestas manipuladas les dieran un pequeño margen de optimismo.

Hay que potenciar la campaña en prensa, destruir cualquier resistencia a nuestro mensaje, limpiarnos el trasero con la neutralidad, convertir todos los periódicos y noticieros en vocerías de campaña, decidió Carlos Raffo confabulándose con algunos operadores políticos como Althaus. ¿Nos bajamos a la Ospina? Dale. Botemos gente, pongamos a Hume , derroquemos a toda la plana periodística que juega a la imparcialidad. Sólo mantengamos el marchito y hierático rostro de Mávila para que todo parezca igual. Y ella, bruta, trepona y sinuosa se dejó comprar, y se convirtió en el símbolo de la prensa vendida y obtusa.

Llegó el seis de junio en medio de una feroz campaña de fakes y sicosociales cada cual más esperpéntico que el otro, bajo la conducción de Willax y Beto Ortiz, pero el antivoto resistió. IPSOS dio un boca de urna absolutamente impreciso que favorecía a Keiko por décimas, porque tenía que irse acercando a las cifras reales para no devaluar su reputación, y Alfredo Torres durmió desde entonces en el sillón de Chichi Valenzuela.

Demás está decir que la dinastía japonesa se apresuró a festejar alborozada, ¿Te acuerdas, Mark? teníamos el triunfo entre las manos. Por unos minutos pensé que me libraría de la cárcel, que salvaría a todos mis aliados, que ese fiscal Pérez tendría que exiliarse para siempre. ¿Pero qué ha pasado? A las ocho de la noche salió ese fatídico conteo rápido de IPSOS y AméricaTV y allí todo se derrumbó. Ándate a la mierda, Alfredo clamó Chichi por el celular desde Peru21.

Cuando Keiko se enteró en la mesa mientras cenaba dicen que lloró: No puede ser, no puede ser, tiene que haber un camino para recuperar nuestra ventaja. Ya vienen las actas del exterior, la tranquilizó Mark, todos los viejitos han votado por tí, eso no sale aun, en Piura hay buenas noticias. En San Isidro has arrasado. Los días pasaron torpes y estridentes. Keiko no subía en sus preferencias.

No sé qué voy a hacer Mark, esto se está poniendo color de hormiga, y nadie me dice nada. Me siento sola, Mark. Al borde de la desesperación. ¿Qué hago? porque algo hay que hacer. Hay fraude, amor. Es la única explicación, el Perú te quiere, mi tesoro. Mira tus mítines, cada día son más grandes. La gente llega con carteles muy elegantes, van en micros muy cómodos, cobran a escondidas, no como los personeros que hacen bulla para que les paguen. Esa misma tarde anunció que había indicios de fraude en una televisada conferencia de prensa cubierta por todos los canales pagados con poderosas facturas a treinta días.

Lo has conseguido, Keiko. El país se ha paralizado por ti. Eres una trome, mi amor. Y ese llamado a todos los estudios de abogados de Lima está dando sus frutos. Cientos de practicantes están recogiendo pruebas. Solo hay que ordenarlas y presentar una lluvia de nulidades. ¿Y los plazos, doctor Urviola? Eso se arregla hablando con el doctor Arce, es de los nuestros, las formalidades no nos van a detener. El viernes pasado la casa de Keiko y Mark era un hormiguero. Se hacían las últimas coordinaciones para el mitin del sábado.

Llegaban delegaciones de jóvenes que decían que iban a asistir con miles de personas. No al comunismo, lideresa, la apoyamos, no hay forma, Soy de Con mis hijos no te metas, de Tradición, Patria y Propiedad, del opus, yo me comprometo a traer todo el Sodalicio, Le pondremos punche con cantos y lámparas de Sodimac, será como nunca ha sido una marcha suya.

Cuando el viernes el Jurado decidió el plazo para presentar las nulidades, las caras se alegraron, Presentaremos no 802 requerimientos de nulidad sino miles. Tres horas después el jurado reculó. Había una sentencia del Tribunal Constitucional del año 2011 prohibiendo cualquier cambio de última hora en el cronograma electoral. Llama a Arce al cifrado, pidió Urviola. Aló, hermano, haznos la gauchada. Imposible, los dos otros miembros del JNE se han torcido. Plop.

Solo un golpe te salvará querida, hagámoslo. Yo te apoyo amor en todo. Llamaré a Mario, mi garante, llamaré a Alvarito, a Almagro, desestabilizaré a Sagasti que se ha aconchabado con Castillo, por allí se ha abierto una puerta, llamaré a Vitocho, a Del Castillo Gálvez, a Sheput, al almirante Montoya, que es de Butters que está apagado.

Denunciaré un fraude si las cifras no nos alcanzan. Yo o el desastre, peruanos insignificantes que nunca me supieron valorar. Meteré juicios, desataré una guerra de nulidades, me tumbaré a ese Salas Arenas que dirige el JNE.

Mario tiene muchos contactos a nivel internacional, me ha dicho que puede pedirle a 17 expresidentes de América Latina y España, comenzando por Aznar y terminando con Uribe y Bolsonaro. Hasta Duque me ha dicho que me puede dar la mano. Adelante Keiko.

Los días pasaron, las noticias eran cada día más alarmantes. Ese serrano ignorante no me va a ganar, no puede hacerlo, Mark. No renunciaré a ser presidenta, es mi destino, por ese sillón he combatido toda mi vida. Yo he ganado, me han hecho fraude. Duerme, cariño, my darling Keiko. No puedo Mark, mi sueño se ha convertido en una pesadilla. No me cabe la idea de dormir por el resto de mi vida en el penal anexo de Chorrillos, no Mark.

CRÓNICA DE UNA DERROTA ANGUSTIADA

https://www.facebook.com/1252076758/posts/10226394393386800/?d=n

Votre commentaire

Entrez vos coordonnées ci-dessous ou cliquez sur une icône pour vous connecter:

Logo WordPress.com

Vous commentez à l’aide de votre compte WordPress.com. Déconnexion /  Changer )

Image Twitter

Vous commentez à l’aide de votre compte Twitter. Déconnexion /  Changer )

Photo Facebook

Vous commentez à l’aide de votre compte Facebook. Déconnexion /  Changer )

Connexion à %s