.@NoticiasSER ::: El LEGADO de #Abimael_Guzmán para la #izquierda #peruana. #Jorge_Frisancho.

El #legado de #Abimael_Guzmán para el país ha estado claro desde hace mucho tiempo. Su paso por nuestra #historia deja una estela de #horror, #muerte y #destrucción cuyas #consecuencias en muchos sentidos #todavía_vivimos y #viviremos por #bastante_tiempo. Un cúmulo de #cadáveres que #tuerce y #daña nuestra #memoria. #Heridas muy #profundas en la #trama_social que no parecen cercanas a cicatrizar. Una forma de mirarnos los unos a los otros que nos hace aún más imposible la #vida #política. Por supuesto, #Guzmán #no_es_el_único_responsable de lo anterior. Hubo #muchos_otros #agentes del #desastre_peruano de los años 80, y más allá de eso, la #historia no es un asunto de #ángeles y #demonios, #próceres y #personalidades, sino de #dinámicas mucho más #vastas de lo que un puñado de nombres puede representar. Aun así, sus #responsabilidades son #innegables y deben #subrayarse siempre. Que lo acompañen en la #tumba y que no las #olvidemos_jamás.

Lo que Guzmán significó para la izquierda peruana, en cambio, es algo menos evidente. No lo hemos debatido en realidad y nuestros consensos al respecto, si los hay, son superficiales y reactivos, y están en buena medida marcados por silencios y desmemorias.

Por un lado, buena parte de la izquierda peruana contemporánea no termina de reconocer al PCP-SL como parte de su propia historia, como una organización emergida de sus propios procesos, discursos y prácticas cinco décadas atrás, y más bien, al aislar la figura de Guzmán y sus seguidores, al apartarlos de su propio recuerdo institucional, ha congelado esos procesos, discursos y prácticas en una mitología vacía de contenido político real y desprendida de sus (terribles) consecuencias sobre el terreno. Esta es una izquierda que, al menos hasta cierto punto, no sabe lo que fue; por tanto, no sabe lo que es ni hacia dónde marcha, y solo viaja según sopla el viento.

Por otro lado, hay también sectores significativos en la izquierda peruana realmente existente que tienden a relativizar la brutal vesania del proyecto político encabezado por Guzmán y, apegados a un aprecio casi estetizante por sus imágenes, sus simbolismos y sus vocabularios, anclan en un recuerdo tergiversado las convenciones de un radicalismo más espectacular que sustancial, más performativo que transformador, y muy frecuentemente negacionista. Esta es una izquierda que se niega a aprender lecciones, convierte la intransigencia en marca de identidad y hace de la vocación por el incendio un horizonte político.

Ese, creo, es un legado de Abimael Guzmán para la izquierda peruana: una escisión intransigente, una brecha visceral que se postula como cuestión de principios y hace imposible en la práctica la acción concertada, amenazando siempre con convertir cualquier victoria en derrota. Lo estamos viendo hoy mismo.

A un nivel a la vez más profundo y difuso, lo que Guzmán le ha dejado a la izquierda peruana es una dificultad casi insalvable de articularse como un proyecto genuinamente revolucionario. La pasmosa crueldad de las tácticas empleadas por el PCP-SL y su fría indiferencia al sufrimiento humano, el absurdo de sus estrategias y la abismal irracionalidad de sus discursos desvirtuaron hasta hacerlos imposibles los conceptos básicos de una izquierda auténticamente transformadora, al punto que hoy es casi imposible en el Perú decir palabras como lucha de clases o revolución, entre muchas otras, sin invocar la tragedia de la guerra ciega y el fantasma furioso del terrorismo. No tenemos lenguajes sólidos para fundar la acción; los que tenemos están interferidos por el río de sangre que Guzmán invocó y por las miles de víctimas a las que condenó al silencio.

Esto le debemos también los izquierdistas peruanos a Abimael Guzmán: para decir lo que debemos decir tenemos todavía que empezar casi desde cero. Su muerte podría ser un momento de inflexión. Tal es mi deseo. Que con sus huesos no solo se entierre tanto horror, sino que también podamos empezar a hablar de nuevo.

El legado de Abimael Guzmán para la izquierda peruana
Por Jorge Frisancho
12/09/2021

https://www.noticiasser.pe/el-legado-de-abimael-guzman-para-la-izquierda-peruana

Votre commentaire

Entrez vos coordonnées ci-dessous ou cliquez sur une icône pour vous connecter:

Logo WordPress.com

Vous commentez à l’aide de votre compte WordPress.com. Déconnexion /  Changer )

Photo Google

Vous commentez à l’aide de votre compte Google. Déconnexion /  Changer )

Image Twitter

Vous commentez à l’aide de votre compte Twitter. Déconnexion /  Changer )

Photo Facebook

Vous commentez à l’aide de votre compte Facebook. Déconnexion /  Changer )

Connexion à %s