.@brumelianebrum ::: El [d]#año_D para la #AMAZONÍA : En 2022, el último del Gobierno de #Bolsonaro, el tamaño de la #DESTRUCCIÓN de la #selva dependerá en gran medida de los #europeos y de #Europa. @el_pais.

Tras dos años de #pandemia y con una #nueva_variante del #coronavirus atravesando el #planeta, me gustaría escribir que las #señales apuntan a un #año_nuevo_mejor.

Pero todos los #datos_apuntan a que 2022 #podría_ser_el_peor año de la #historia reciente para la #selva_amazónica. Y el #peor_año para la #Amazonia es #un_año peor_para_el_mundo. No se trata de #pesimismo u #optimismo, esas dos claves hoy giran en #falso. Con la #emergencia_climática y la #sexta_extinción_masiva de #especies en marcha, estamos en otro tipo de #guerra_mundial, y para esta #no_habrá_reconstrucción_posible, como la hubo después de 1945. Los soportes vitales de la Tierra, como las selvas tropicales, no pueden recuperarse a partir de un determinado punto de destrucción. El 2022 podría ser el #año D_para la #Amazonia. Y el resultado dependerá en gran parte de la presión que los europeos hagan a sus parlamentos y a la Unión Europea.

Brasil se olvida de la COP26 y abre la puerta a la minería ilegal en la Amazonia
El país autoriza un proyecto de explotación de oro en la región más protegida de la selva, mientras constata los peores índices de deforestación en 15

Los sondeos más recientes muestran que, en las elecciones brasileñas de 2022, Lula da Silva vencerá a Jair Bolsonaro en cualquier escenario. Es evidente que hay mucho terreno por delante y que la derrota del ultraderechista que busca la reelección no está garantizada. También es obvio que intentará ampliar el golpe en su último año de mandato, pero cada vez tiene menos soporte. La única certeza de su base de apoyo —los grileiros (ladrones de tierras públicas), los madereros y los mineros ilegales— es que 2022 es el último año en que tienen asegurado el saqueo libre de la Amazonia.

Acabo de regresar de una expedición a la selva profunda y la devastación es aterradora. En algunos casos, como Bolsonaro ha mermado los controles y ha estimulado a los destructores, los pueblos de la selva han pasado a trabajar para sus enemigos, corrompiéndose. Las comunidades y los líderes que resisten están amenazados de muerte. Las empresas transnacionales aumentan la presión para establecerse, aprovechando que hay barra libre. El año terminará con la selva en derrumbe.Cuando un tema da mucho que hablar, lee todo lo que haya que decir.

Una de las pocas posibilidades de revertir o al menos limitar la destrucción es presionar a los dueños del dinero. La presión tiene que ser inédita: mucho mayor y más fuerte de lo que ha sido hasta ahora. Cualquier negociación con Brasil y con empresas brasileñas o que operen en Brasil debe estar directamente condicionada a la conservación comprobada de la selva. Es inaceptable que se firme el acuerdo comercial entre la Unión Europea y el Mercosur mientras Bolsonaro sea presidente. Cualquier paso en este sentido será un golpe fatal a la selva y a sus pueblos. La presión de cada ciudadano cuenta. Brindemos en Nochevieja por estar vivos a pesar de todo, y, al día siguiente, estemos todos en pie para la lucha mayor: garantizar que nuestros hijos tengan una casa-planeta en la que vivir.

El año D para la Amazonia
Eliane Brum
22 DIC 2021

https://elpais.com/opinion/2021-12-22/el-ano-d-para-la-amazonia.html#?rel=mas

Un commentaire sur “.@brumelianebrum ::: El [d]#año_D para la #AMAZONÍA : En 2022, el último del Gobierno de #Bolsonaro, el tamaño de la #DESTRUCCIÓN de la #selva dependerá en gran medida de los #europeos y de #Europa. @el_pais.

Ajouter un commentaire

Votre commentaire

Entrez vos coordonnées ci-dessous ou cliquez sur une icône pour vous connecter:

Logo WordPress.com

Vous commentez à l’aide de votre compte WordPress.com. Déconnexion /  Changer )

Image Twitter

Vous commentez à l’aide de votre compte Twitter. Déconnexion /  Changer )

Photo Facebook

Vous commentez à l’aide de votre compte Facebook. Déconnexion /  Changer )

Connexion à %s